La #spanishrevolution llega a Grecia

Fuente: Periodismo Humano

 

El 25-M es para Grecia lo que el 15-M ha supuesto para España: miles de ciudadanos saliendo a las calles para manifestar su malestar. Entre caceroladas, aplausos, imágenes del Primer Ministro, Giorgos Papandreu, pintado de payaso, y gritos como “Estamos despiertos, ¿qué hora es? Es hora de que se vayan”, la plaza Sintagma (Constitución), en Atenas, ha acogido en la última semana a más de 30.000 personas y ha dado paso a una acampada de protesta.
“Al principio sólo éramos diez. Hoy somos más de doscientas personas las que acampamos” frente al Parlamento, declara Kostas Papadopoulos, un joven que se ha sumando a las concentraciones y que prefiere no revelar su verdadero nombre. Él, junto con el Movimiento de los Indignados griegos, quiere expresar alto y claro que está harto de la crisis económica que le está tocando pagar: un aumento del IVA hasta el 21% (Impuesto sobre el Valor Añadido), privatización de empresas y reducción del sector público, recortes en sueldos y pensiones de hasta el 25%, y más de 600.000 parados, para una población de algo más de once millones de habitantes. Este es el panorama desolador de un país que hace frente a unas medidas de austeridad bajo los dictámenes de la Troika (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y Unión Europea), para evitar la bancarrota.

No es la primera concentración, pero sí la más pacífica

“Si con 4 años tengo deuda, entonces también soy un ciudadano indignado”. (AP Photo/Nikolas Giakoumidis)
Desde que estallara la crisis económica y financiera en 2008 se han sucedido manifestaciones y huelgas que se han ido acentuando en los últimos dos años: hasta diez huelgas generales y varias manifestaciones que terminaron en enfrentamientos con la policía. Sin embargo, ésta es la primera vez en que ciudadanos helenos de distintas edades, perfiles socio-económicos y tendencias ideológicas se ponen de acuerdo para unirse en un movimiento apartidista y pacífico.
“Esto es difícil en Grecia, puesto que los partidos políticos tienen mucho peso en la sociedad y la mayoría de las personas que han salido a manifestarse han sido militantes al menos una vez en su vida”, aclara Kostas. “La fuerza de los partidos ha dificultado un poco nuestra organización porque la gente tiene miedo de que alguien intente introducir ideas partidistas. Pero, poco a poco, nos vamos organizando y cuando la gente viene a Sintagma, lo hace sin banderas de ningún tipo”, añade apuntando que accede a declarar siempre y cuando quede claro que no lo hace en nombre del Movimiento de los Indignados Griegos: “Hemos acordado en Asamblea que nadie representa al movimiento y que por lo tanto nadie hablará a la prensa en su nombre”. Su caso es un ejemplo de la disminución en la calidad de vida de su país: después de ejercer como consultor de mercados durante un largo periodo de tiempo decidió dimitir porque solo le pagaban quinientos euros al mes.

Asamblea General. 28 de mayo de 2011. (Lucas Escobar Jiménez).
Las Asambleas suelen ser caóticas y difíciles de coordinar: la gente busca desahogarse u ofrecer apoyo y ya no son doscientos, como ocurría al princpio, sino tres mil indignados que se reúnen cada tarde a las ocho de la tarde y entre los que se pueden ver personas con distintos perfiles: niños, padres, parados, estudiantes, funcionarios, españoles, italianos, franceses y personas mayores. “El lunes, por ejemplo, vino una señora de ciento tres años para mostrar su apoyo”, declara Diego Naranjo, un joven español que reside actualmente en Atenas donde cursa un Máster en Derechos Humanos.
Además de las reuniones generales, donde se debate y se vota acerca de la organización del movimiento y sus objetivos, ya se han creado varias comisiones de trabajo y apoyo logístico, entre las que se encuentra el grupo de trabajo y desempleo, de propuestas para salir de la crisis, Comunicación, Traducción o Apoyo legal. Pero también enfermería, eventos artísticos, limpieza, distribución de materiales y un Banco de Tiempo (un sistema de intercambio de bienes y servicios en el que la única unidad de intercambio es el tiempo).
Una comisión para las relaciones internacionales, que les permita entrar en contacto con otros movimientos, como el 15-M en España u otros de ciudadanos griegos en el extranjero, no figura todavía entre las propuestas. Aunque eso sí, ya se están ocupando de las relaciones con otros grupos dentro de Grecia, como en Salónica o Patras, donde también han surgido concentraciones en distintos barrios. No obstante, según Kostas, “la idea es que luego llegue todo a Sintagma”.
Por el momento, no existe fecha de partida. Se quedarán allí hasta que los distintos grupos de trabajo encuentren propuestas coherentes con sus objetivos: no pagar la deuda griega y obtener una “democracia real”.

El 15-M con carácter heleno

Grupo Democracia Real Ya – Atenas. 22 de mayo de 2011. (Lucas Escobar Jiménez).
Además de Berlín, Londres, Quito o Bruselas, el 15-M también ha estado presente en la capital helena. Fue a partir del martes 17 de mayo, cuando Isabel, originaria de Granada y estudiante de doctorado de las universidades de Córdoba y Atenas, creó junto a una amiga la página en Facebook Democracia Real Ya – Grecia. “El martes por la noche se inscribieron quinientas personas. El miércoles ya había dos mil”. Puede que uno de los principales reclamos para que corriera como la pólvora fuera que la página fuera publicada en griego.
Paralelamente, Diego Naranjo, originario de Sevilla, y un grupo de amigos, en su mayoría estudiantes Erasmus, creó otra página: Democracia Real Ya – Atenas. Ésta en español. Ambos grupos contactaron y al día siguiente se reunieron en la Plaza Thysio, cerca de la Embajada Española, para repartir folletos basados en el manifiesto de Democracia Real Ya! y donde realizaron distintas performances, como el entierro de la democracia y un juego de Monopoly, en el que siempre ganaba la banca.
Su objetivo consistía en solidarizarse con el movimiento español, pero también hacerlo llegar a los griegos. Aunque quizá la falta de cobertura mediática fuera la que les impidiera llegar al público autóctono, porque es “ahora cuando los medios empiezan a hablar realmente de lo que está ocurriendo”, afirma Kostas, que fue uno de los pocos griegos que acudió desde el principio a las reuniones del 15-M en Atenas, al que se fueron sumando distintas nacionalidades, hasta que las reuniones pasaron celebrarse en diferentes idiomas con intérpretes.

Entierro de la democracia. 21 de mayo de 2011. (Lucas Escobar Jiménez)
El miércoles 25 a las seis de la tarde, todo cambió, cuando miles de ciudadanos salieron a la calle. Los españoles, como gesto de solidaridad, dieron un paso atrás. No es que se pretendieran helenizarlo, “es que desde el principio el grupo se creó para los griegos, aprovechando el chispazo del 15M. Los problemas de España y Grecia son comunes en algunos aspectos, pero no en todos”, afirma Isabel, y Diego la secunda: “Esto tenía que ser griego. Fue nuestra intención desde el principio. Nosotros aprendemos de ellos y ellos de nosotros”.
A Isabel y Diego, que afirman que sus declaraciones no representan más que a ellos mismos, no les gusta hablar de grupos. Ni Democracia Real Ya – Atenas mira exclusivamente a España, pero tampoco la deja de lado. Todos entran en el mismo saco, sin dejar de “solidarizarse con la Puerta del Sol, la Plaza de Catalunya o El Carmen en Granada”, aclara Isabel.
El próximo domingo quedará clara la solidaridad entre ambos grupos, cuando el Movimiento de los Indignados Griegos celebren su jornada de acción por la paz, en la que se organizarán actividades para los más pequeños y performances en torno a esta temática. Pero también se repartirán flores y se proyectará un vídeo con los acontecimientos de la Plaza de Catalunya para mostrar como, a pesar de la violencia policial, los indignados españoles respondieron pacíficamente.

 

RESOLUCIÓN DE LA ASAMBLEA POPULAR
DE LA PLAZA DE SÍNTAGMA
ATENAS 27-28 DE MAYO 2011
Desde hace mucho tiempo se toman las decisiones por nosotros, sin nosotros.
Somos trabajadores, parados, pensionistas, jóvenes, que hemos venido a la plaza de Síntagma para luchar por nuestras vidas y por nuestro futuro.
Estamos aquí porque somos conscientes de que sólo nosotros mismos podremos encontrar soluciones a nuestros problemas.
Hacemos un llamamiento a todos los atenienses -trabajadores, parados y jóvenes- para que vengan a Síntagma, y para que toda la sociedad llene las plazas y tome la vida en sus manos.
En las plazas, daremos forma a nuestras peticiones y reivindicaciones.
Hacemos un llamamiento a todos los trabajadores que van a hacer huelga en los próximos días para que se concentren y se queden en la plaza de Síntagma.
No nos marcharemos de las plazas hasta se vayan los que nos han conducido hasta aquí: Gobiernos, Troika (FMI, Banco Central Europeo, Unión Europea), Bancos y todos aquellos que nos explotan con sus medidas económicas.
Les mandamos un mensaje: la deuda no es nuestra.
¡DEMOCRACIA DIRECTA YA!
IGUALDAD JUSTICIA DIGNIDAD
SÓLO SE PIERDE LA LUCHA QUE NUNCA SE EMPIEZA.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Internacional

Una respuesta a “La #spanishrevolution llega a Grecia

  1. Vag

    Together, we must react.

    Nobody knows what might emerge from all this.

    But what appears to have started is a new form of response, a new form of participation. We got all out of our “shells” and we ask our own.

    REAL DEMOCRACY NOW!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s